Las cámaras climáticas BINDER comprueban la seguridad de las baterías

marzo 2020 BINDER y la seguridad

Nueva norma de seguridad en pruebas de baterías

 

La movilidad eléctrica no para de aumentar, igual que la demanda de dispositivos electrónicos inalámbricos. Esto provoca que la demanda de baterías de iones de litio sea mayor. También cambian las exigencias: las baterías deben ser cada vez más potentes. Al mismo tiempo, la seguridad debe estar garantizada. La seguridad se comprueba mediante normas definidas y, normalmente, se garantiza con un sello en el producto.

 

TÜV Süd en Múnich utiliza cámaras BINDER, concretamente, cámaras de clima variable e incubadoras refrigeradas, para comprobar muchas baterías de distintos fabricantes. Por un lado, se comprueba si las baterías aguantan los cambios térmicos. Del calor al frío o a la humedad, la batería debe mantener su rendimiento. Las baterías no deben tener defectos ni, en el peor de los casos, provocar una explosión en el equipo en el que se utilizan, ya que esto podría tener consecuencias fatales. Por otro lado, también se efectúan pruebas mecánicas. Las baterías se someten a pruebas de choque, vibración y depresión.

 

El 14 de marzo, la norma IEC 62133 sustituye a la norma IEC 62133:2012 vigente hasta entonces. Eso quiere decir que todas las baterías que se fabriquen a partir de esa fecha deberán ser conformes a dicha norma. Se trata de la norma de seguridad de baterías más reciente y más importante que se aplica actualmente.

 

Las baterías fabricadas antes de esa fecha pueden seguir usándose sin restricciones.

 

Las pruebas de baterías con cámaras BINDER se efectúan en la Universidad de Warwick, Inglaterra, por ejemplo. El centro de investigación de baterías MEET de la Universidad de Münster también apuesta por BINDER.

 

Encontrará más información en los siguientes folletos: