La nueva innovación de BINDER ofrece muchas ventajas

septiembre 2019 BINDER sigue avanzando

Nuevo sensor de CO2 : una clase en sí mismo

 

Las incubadoras de CO2 de BINDER se consideran las mejores del mundo. Ya sea para la industria farmacéutica o para investigación médica, son necesarias en muchos sitios para realizar pruebas y cultivos de células.

 

Los cultivos celulares se incuban a menudo durante días o incluso semanas en una incubadora de CO2 de BINDER. Necesitan una atmósfera de crecimiento adecuada que garantice una temperatura constante (por lo general 37 °C), un contenido de CO2 exacto (por lo general 5 % vol.) y una humedad elevada (por encima de 90 % h. r.).

 

Un contenido distinto de CO2 daña las muestras sensibles debido al valor pH del medio, demasiado elevado o reducido. El sensor de CO2 , que juega un papel fundamental en las cámaras CB-170 de BINDER, se encarga de que esto no pase.

 

Dado que las cámaras de BINDER se caracterizan por su larga vida útil y que las condiciones en la incubadora no son muy adecuadas para los sensores, debido a la temperatura y la humedad, es posible que los sensores dejen de funcionar antes de lo previsto. En este sentido, BINDER ha vuelto a pensar en sus clientes y ha decidido utilizar en la nueva CB un sensor resistente al calor que se puede cambiar sin herramientas.

 

La ventaja es que el cliente puede sustituirlo fácilmente en pocos minutos. Cuando la CB 170 se encuentra en una sala estéril o en un laboratorio estrecho, el cambio de sensor debe realizarse de forma rápida y sencilla.

 

Pero eso no es suficiente: el sensor BINDER soporta perfectamente la esterilización a 180 grados. En caso de que la cámara también necesite limpieza, no hace falta desmontar el sensor. Así, el cliente podrá trabajar de forma más sencilla y efectiva y sin riesgos de contaminación. Por todo ello, la CB con sensor intercambiable es un avance significativo de BINDER que ofrece múltiples nuevas ventajas a los clientes.