La empresa de Tuttlingen impresiona con sus numerosas novedades

mayo 2018 BINDER en ACHEMA

BINDER expone una serie de novedades en ACHEMA

 

Achema 2018, la feria líder mundial de la industria de procesos que se celebrará del 11 al 15 de junio en Fráncfort, está cada vez más cerca. Hasta que dé comienzo de la feria, el equipo de BINDER no dará abasto; al fin y al cabo, la empresa de Tuttlingen quiere presentar sus principales novedades. El único detalle que podemos desvelar es que la nueva incubadora de CO2 de BINDER también estará presente en los pabellones de exposiciones de Fráncfort.

 

Y esto es sólo el principio puesto que BINDER está encendiendo la llama de la auténtica innovación, lo que permitirá que el usuario pueda disfrutar de numerosos nuevos modelos o equipos con funciones ampliadas. En Achema podrá verse tan sólo una muestra de ellos, lo que dejará con ganas de más.

 

El ultracongelador respetuoso con el medio ambiente y la ultramoderna cámara de clima variable atraerán sin duda todas las miradas. Los visitantes de la feria también sentirán curiosidad por una nueva cámara de calor y de secado altamente eficiente y bien adaptada a su finalizad. Y quien aún no haya visto una cámara de clima constante de BINDER deberá pasarse sin falta por la feria Achema de Fráncfort. El equipo impresiona ya sólo por su tamaño. Aunque debemos decir que la cámara expuesta está disponible también en otros tamaños.

 

Pero la empresa BINDER se guarda más ases en la manga. En el stand D78 del pabellón 4.1 se presentará, por ejemplo, el nuevo software de comunicación APT-COM4 para el control, programación y grabación de los datos medidos. La superficie de 131 metros cuadrados de la empresa de Tuttlingen en la feria estará repleta de suspense y acción, pero, sobre todo, de los mejores conocimientos. El

camino al futuro

, que ya se siente desde hace tiempo en la sede principal de la empresa en Tuttlingen, la llevará hasta Fráncfort. Los empleados de BINDER también estarán allí para acompañarle a un viaje hacia el futuro. Una visita a Achema, que sólo se celebra cada tres años, y sobre todo un encuentro con los empleados de la empresa BINDER sin duda bien merecen la pena.