Ultracongelador

Almacenamiento seguro prolongado de muestras en el ultracongelador

Tanto en el campo de la tecnología farmacéutica como en el de la biotecnología, a menudo resulta necesario conservar pruebas y materiales médicos y biológicos a temperaturas extremadamente bajas, de hasta -86 °C, durante varias semanas o incluso años.  Estos pueden almacenarse en un ultracongelador sin ningún problema. Y todo ello sin ningún tipo de avería durante un largo periodo de tiempo. Para conseguirlo, es imprescindible mantener la máxima seguridad y fiabilidad del sistema de refrigeración. Puesto que con una avería, no solo se pueden perder las valiosas pruebas, los apreciados reactivos o los resultados completos de las investigaciones, sino que, junto a la gran pérdida de tiempo y de los daños financieros, también se vería dañada la imagen.

 

 

La máxima fiabilidad y muchas opciones de alarma

 

En los últimos años, los fabricantes han incrementado la seguridad para evitar fallos en los equipos de manera notable y continuada, introduciendo un gran número de avances. Sobre todo para las noches o los fines de semana, resultan muy útiles las funciones que se han integrado, como la notificación de una alarma a través del correo electrónico. Además de ello, se han añadido funciones de registro de datos, que permiten realizar un seguimiento exacto de las condiciones de refrigeración. De esta forma es posible evaluar y protocolizar los datos de servicio. BINDER ha instalado en su ultracongelador, por ejemplo, un concepto de seguridad de varios niveles. Este consiste en evitar que se produzcan accesos no permitidos a las muestras mediante un control de acceso personalizado. La memoria de protocolos integrada documenta totalmente cada proceso de apertura. Una gestión de usuarios de este tipo mejora la seguridad de las muestras y controla el manejo adecuado.

 

 

Compacto y eficiente energéticamente

 

Además de lo anterior, la optimización de la superficie de apoyo resulta de gran importancia en el caso de los ultracongeladores. Dado que el espacio en los laboratorios suele ser escaso, el ultracongelador debería ofrecer un espacio útil máximo, ocupando la menor superficie de apoyo posible. Al mismo tiempo, también debe tenerse en cuenta que el equipo sea muy eficiente energéticamente.

 

Máxima facilidad de manejo

El mantenimiento, la limpieza y el manejo de un ultracongelador no deberían ser complicados.  Esto reduce el tiempo necesario, acorta los tiempos de acceso y disminuye los costes energéticos. También es importante para la extracción de muestras que el mecanismo de apertura y cierre de la puerta sea sencillo.
Al desarrollar el ultracongelador BINDER, se dio prioridad a la máxima facilidad en el manejo y a la eficiencia energética.  La puerta se abre automáticamente pulsando un botón, el filtro de aire puede sustituirse sin necesidad de herramientas y el kit de descongelación permite descongelar de manera rápida y sencilla. Los paneles de aislamiento térmico al vacío de gran superficie de la carcasa permiten un consumo energético reducido y ofrecen el mejor resultado de aislamiento. Las temperaturas extremas se mantienen de manera totalmente fiable mediante un circuito de refrigeración de dos pasos. Gracias a la independencia de las zonas interiores, es posible mantener una mejor estabilidad de refrigeración con la puerta abierta.

 

 

Ir al ultracongelador de la serie UF V >

 

 

Modelo UF V 500

Modelo UF V 700