Cámaras de secado al vacío

Los dos modelos de cámaras de secado al vacío BINDER permiten un secado efectivo y cuidadoso que no daña los materiales a secar. Con sus características técnicas de demostrada eficacia, satisfacen de forma excepcional los exigentes requisitos de los laboratorios industriales y científicos.

En función de cada caso individual, las muestras, modelos y similares pueden secarse con disolventes inflamables o no inflamables. Además, presenta un concepto de seguridad único que establece nuevos estándares en materia de calidad y seguridad, en combinación con el excelente rendimiento habitual.

Serie VD | Cámaras de secado al vacío para disolventes no inflamables


Tamaños disponibles

Serie VDL | Cámaras de secado al vacío para disolventes inflamables


Tamaños disponibles

Cámaras de secado al vacío de BINDER: alta potencia y seguridad

Las cámaras de secado al vacío de BINDER cumplen los requisitos más exigentes en lo que respecta a seguridad, calidad y potencia. Las muestras pueden secarse de forma rápida, eficaz y cuidadosa, y cuentan con una distribución homogénea de la temperatura en el espacio útil, así como con un proceso de secado sin condensación. Al mismo tiempo, las cámaras de secado al vacío ofrecen un alto nivel de seguridad: la regulación sin sobreoscilaciones garantiza un nivel de protección máximo para las muestras. Por otra parte, su concepto de seguridad sofisticado y único permite un funcionamiento seguro. BINDER ofrece dos series con modelos para disolventes inflamables y no inflamables. La serie VDL para disolventes inflamables contribuye a la seguridad gracias a su interior antideflagrante.

Cámaras de secado al vacío para un secado rápido y cuidadoso

Las cámaras de secado al vacío de BINDER permiten un secado especialmente rápido sin poner en peligro las muestras. Las cámaras de secado satisfacen los requisitos más exigentes del laboratorio, tanto en la industria como en la ciencia. Los equipos son extraordinariamente duraderos y robustos. El interior está compuesto de acero inoxidable que no solo es resistente, sino que además es fácil de limpiar. Su cámara interna lisa con bordes redondeados garantiza un cuidado sencillo. Además, las bandejas son de aplicación flexible y pueden extraerse para su limpieza.

Las cámaras de secado al vacío de BINDER funcionan en un rango de temperatura de 15 °C a 200 °C y poseen múltiples usos. El secado de las muestras se realiza de forma cuidadosa y rápida en todo momento y con un alto nivel de seguridad y un manejo cómodo.