Nuevo gigante de la eficacia en las cámaras de clima constante

octubre 2015 Nueva cámara de clima constante KBF 1020

Con la nueva cámara de clima constante KBF 1020, BINDER lanza al mercado un nuevo gigante de la eficiencia con un volumen interior de 1020 litros. El nuevo equipo ofrece un espacio extraordinariamente amplio para grandes volúmenes de ensayo o muestras de gran tamaño físico.

 

BINDER GmbH, el mayor especialista del mundo en cámaras de simulación para laboratorios científicos e industriales, amplía así su gama de cámaras de clima constante probadas de la serie KBF con un modelo de gran volumen. Además de los tamaños de 115, 240 y 720 litros disponibles hasta ahora, desde principios de octubre puede adquirirse un equipo con un espacio útil de 1020 litros. El interior, de forma cúbica, está diseñado especialmente para el almacenamiento eficiente de muestras voluminosas, tanto en cuestión de cantidad como de tamaño del objeto de ensayo. "Esto ofrece grandes ventajas particularmente en el almacenamiento a largo plazo de pruebas de conservación y estabilidad, ya que el almacenamiento de una gran cantidad de muestras en un ciclo de pruebas supone un ahorro significativo de tiempo y costes", explica Miriam Faude, gestora de productos de BINDER. "Además, gracias a las ruedas los equipos presentan una gran movilidad y pueden transportarse fácilmente si se necesita".

Especialmente en la industria farmacéutica, los medicamentos se someten a numerosas pruebas de estabilidad para determinar de forma experimental su conservación. El proceso de realización de las pruebas de conservación está establecido con precisión para los fabricantes de medicamentos en las directrices de la Conferencia Internacional sobre armonización de requisitos técnicos para el registro de productos farmacéuticos para uso humano (ICH). En lo referente al almacenamiento, se hace distinción entre pruebas de conservación aceleradas y pruebas de larga duración. En estas últimas, los medicamentos o principios activos se almacenan en cámaras climáticas durante meses en diferentes condiciones climáticas (en función de la región de consumo). Por tanto, las principales prioridades son unas condiciones climáticas homogéneas para todos los objetos de ensayo y la máxima fiabilidad del equipo en funcionamiento a largo plazo. Las cámaras de clima constante de la serie KBF están especializadas en ensayos de estabilidad precisos en condiciones climáticas constantes y prolongadas. La innovadora tecnología de cámara de precalentamiento APT.line™ de última generación garantiza una gran precisión de temperatura incluso con carga máxima, además de una excelente distribución de la temperatura, evitando con certeza la formación de condensación. La cámara interna y todas las estructuras son de acero inoxidable, por lo que no existe riesgo de corrosión electroquímica. En el almacenamiento de los medicamentos para el control de estabilidad se tienen en cuenta las condiciones climáticas locales específicas y, en función de la aplicación, se realiza en condiciones de humedad controladas. Dado que la KBF integra un sensor de humedad capacitivo y un sistema de humectación de reacción rápida, el equipo garantiza una humidificación precisa y una regulación exacta de la humedad. Además, el equipo dispone de un suministro de agua flexible. En caso de que la calidad del agua sea apta, el equipo puede conectarse directamente a la toma de agua doméstica. Por el contrario, en caso de una calidad insuficiente del agua, se puede emplear opcionalmente el sistema de tratamiento de agua BINDER PURE AQUA Service, que sirve para tratar y desalar por completo el agua corriente. Para permanecer independiente del suministro de agua y del emplazamiento, también existe la opción de conectar un kit de suministro de agua externo.