Deliciosa tarta de cebollas para el comienzo del otoño

octubre 2016 Receta de la tarta de cebollas

El otoño es tiempo de tarta de cebollas

En muchas partes de Alemania, el otoño va tradicionalmente acompañado de tarta de cebollas y "Federweißer"

 

En las regiones vinícolas alemanas, como en Baden, en el RinMoselaSarreNahe, en el Palatinado, en Hesse o en Franconia, en septiembre cuando está listo el primer vino, tienen lugar las fiestas del vino. Junto con el vino nuevo, también llamado "Federweißer" o "Suser" se sirve tarta de cebollas caliente recién elaborada. El origen de la tarta de cebollas está en las zonas productoras de vino del sur de Alemania, en Baden y Suabia. La tradición se remonta al "emperador Carlomagno, el Grande" que, alrededor del año 800, decretó que una parte del vino se sirviera a los viticultores que lo habían producido. Este nuevo vino se ofrecía junto con la tarta de cebollas en las llamadas "Besenwirtschaften" (suabo) o "Straußenwirtschaften" (alemánico) (tabernas abiertas solo en determinadas temporadas). Estas "Besenwirtschaften" aún existen hoy en día y son muy populares en la región, sobre todo en carnaval. El nombre proviene del hecho de que en el momento de servir el vino se colgaba una escoba (alemánico: Strauß) de la puerta. A día de hoy, no se sabe quién "inventó" la tarta de cebollas ni cuál fue la receta original. La receta de la tarta de cebollas varía de región en región. La tarta de cebollas del sur de Alemania suele consistir en una masa de levadura plana cuadrada o redonda. Además de las cebollas, el relleno de la masa suele incluir crema agria o nata dulce, huevos y dados de panceta. Las cebollas no se usan crudas, sino que se doran en mantequilla. Para mejorar la digestibilidad se suele añadir comino. Los vegetarianos pueden sustituir la panceta por puerro o gratinar la tarta de cebollas con queso.

Y así es como se hace la tarta de cebollas:

 

Ingredientes para la masa:

300 g de harina

20 g de levadura

1/8 l de leche tibia

80 g de mantequilla

1 cucharadita de sal

 

Ingredientes para el relleno:

1,5 kg de cebollas (en este caso es mejor adquirir las cebollas directamente del agricultor o usar cebollas de sabor suave. Las cebollas de venta masiva y de descuento suelen tener un sabor muy fuerte y sueltan mucho líquido durante la cocción).

De 100 a 200 g de panceta (al gusto)

1/4 l de nata agria

4 huevos

1 pizca de sal

1 cucharada de comino (si lo desea)

Para la masa, tamizar la harina en un bol, hacer un hueco en el centro, desmenuzar la levadura en el hueco, añadir una pizca de azúcar y mezclar con la leche y un poco de harina. Tapar con un trapo y dejar crecer unos 15 minutos, hasta que el volumen se haya duplicado.

Derretir la mantequilla, añadir a la masa junto con la sal y remover con toda la harina hasta que la masa comience a burbujear. Dejar crecer otros 30 minutos.

Precalentar el horno a 200 ºC.

 

Cortar la cebolla en aros.

Cortar la panceta en dados y freír en una sartén, añadir la cebolla y dejar que dore.

Estirar la masa en una superficie enharinada y cubrir con ella la bandeja para hornear.

Batir la nata agria con los huevos, la sal y el comino, incorporar la mezcla de cebollas y repartir la mezcla sobre la masa.

Dejar crecer la tarta otros 15 minutos y, después, hornear en la rejilla central del horno durante unos 20 a 30 minutos. ¡Buen provecho!