Alimentos colorantes en el stand de ensayos

agosto 2015 Anke Kiesslich, técnica de I+D, realizando pruebas con bebidas en la cámara de clima constante BINDER

Pruebas de fotoestabilidad para garantizar los estándares de calidad

 

Con el fin de mantener la elevada calidad y la disponibilidad de sus productos durante todo el año, el grupo GNT, el mayor proveedor a nivel mundial del sector de los alimentos colorantes, lleva a cabo el control de toda la cadena de valor. La producción se concentra exclusivamente dentro de las fronteras de Alemania y Países Bajos, y son los propios ingenieros agrícolas de GNT los encargados de supervisar los cultivos y la cosecha. La empresa asesora a sus clientes ante cualquier duda que tengan sobre la estabilidad, el tono de color y la resistencia de los productos seleccionados, libres de cualquier aditivo artificial. La luz puede afectar a la estabilidad de los productos. De ahí que se lleven a cabo, entre otras, sendas pruebas de fotoestabilidad en los distintos alimentos y aplicaciones de bebidas en los centros de aplicación de la propia empresa, que ayudan a probar que los productos mantendrán sus propiedades a lo largo de su vida útil. Estas pruebas sirven además para comparar la estabilidad de los productos en diferentes usos finales. Para ello, se tienen en cuenta las condiciones climáticas específicas de cada lugar y, en función de cada aplicación, también se llevan a cabo las pruebas, en parte, en condiciones de humedad controladas.

 

Únicamente se garantizan resultados reproducibles sometiendo los objetos de ensayo a condiciones de prueba estables. Esto se consigue totalmente gracias a BINDER.

Anke Kiesslich, técnica de I+D en GNT Europa