Cámaras de simulación optimizadas con secador de aire comprimido para cumplir con las normas del sector automovilístico

junio 2015 Indicador de aire comprimido

En la moderna industria automovilística, existen normas que acompañan a todo el proceso de fabricación para garantizar la seguridad y la calidad. Las cámaras de simulación medioambiental especiales con secador de aire comprimido permiten realizar los ensayos de carga de materiales necesarios para cumplir con las normas exigidas por la industria del automóvil.

 

 

Tuttlingen, 15.06.2015 – Precisamente en el sector de la industria del automóvil hay estipuladas unas normas para toda la cadena de fabricación y distribución, y existen directrices de ensayo estandarizadas que fijan los procedimientos de ensayos de la funcionalidad y seguridad. Cualquiera de los elementos que componen un vehículo debe funcionar a la perfección incluso con las condiciones más exigentes, ya que, en su uso diario, se encuentran sometidos a constantes esfuerzos climáticos y mecánicos. BINDER GmbH ha reaccionado ante las necesidades cada vez mayores de este sector ampliando su oferta de productos. Desde principios de 2014 están disponibles las cámaras de simulación medioambiental de las series MKF y MKFT en todos los tamaños, con la opción de función de secado con aire comprimido regulado con un rango climático ampliado. Desde junio, otra cámara, la MKFT 240, ha sido optimizada recientemente conforme a las normas de la industria automovilística más comunes añadiendo la opción de secado con aire comprimido, sirviendo así como apoyo a los fabricantes y distribuidores de automóviles en sus procesos de desarrollo y prueba. El rango climático ampliado permite valores como, por ejemplo, de 10 °C y del 5 % de humedad relativa o de 0 °C y del 10 % de humedad relativa. Esto es posible gracias a que se pueden alcanzar puntos de rocío de hasta -28 °C. Los valores de humedad fijados se alcanzan con rapidez y se mantienen con precisión. Por tanto, el equipo está especialmente indicado para conseguir sin problemas los escenarios de prueba, a menudo complicados, que se requieren en el sector de la industria del automóvil. Para determinar la estabilidad de los materiales y las piezas moldeadas frente a los efectos ambientales, la temperatura y los cambios de temperatura, las piezas de los vehículos se someten a exigentes pruebas de carga de material. Para determinar la vida útil de los objetos de ensayo, se les realizan pruebas de cambio climático cíclico o, incluso, pruebas aceleradas de corta duración. De esta forma, es posible averiguar si existen deficiencias en un nivel temprano del proceso de producción, evitando así fallos que tendrían costes muy elevados o que podrían derivar en campañas de retirada que dañarían la imagen de la marca. Asimismo, las pruebas pueden reproducirse en cualquier momento.
BINDER, además de liderar el sector de las cámaras de simulación medioambiental con secador de aire comprimido, también está a la cabeza de otros especialistas con perfiles de clima variable en diferentes rangos de temperatura. Los equipos también están disponibles sin sistema de humidificación. De manera adicional, BINDER puede adaptar los equipos de cualquiera de los grupos de productos en caso de que el cliente tenga necesidades específicas (BINDER INDIVIDUAL).

Encontrará más información al respecto en www.binder-world.com