Secado cuidadoso y efectivo al vacío

enero 2017 Ámbito de aplicación de las cámaras de secado al vacío

Secado cuidadoso y efectivo al vacío

Para secar determinados materiales sensibles al calor de forma rápida y eficaz, en muchas áreas de la ciencia y la industria se utilizan cámaras de secado al vacío.

 

Los materiales sensibles al calor, como, por ejemplo, los alimentos, los medicamentos, los productos químicos o los componentes electrónicos, tienen predisposición a resultar dañados por los procesos de secado convencionales o sus propiedades de producto pueden alterarse. El proceso de secado en una cámara de secado al vacío reduce este riesgo al mínimo. El secado al vacío es, en realidad, uno de los métodos de secado más efectivos y más respetuosos con los materiales. El objetivo de este proceso es secar un producto de gran calidad, mezclado con agua o disolvente, con cuidado y sin poner en peligro los materiales a secar. El secado en cámaras de vacío ya se recomienda con sustancias que contienen disolvente inflamable. Estas sustancias generan una atmósfera potencialmente explosiva durante el secado, especialmente debido al oxígeno que contiene el aire, cosa que se evita con el secado en cámaras de vacío. El secado al vacío, además, reduce el riesgo de que se formen costras o que aparezcan restos de oxidación.
Durante este proceso, el producto de secado se somete a una presión negativa, mediante la cual se baja el punto de ebullición, favoreciendo una evaporación del agua o del transporte capilar. El desarrollo del proceso de secado se optimiza con un aporte de calor dirigido y la regulación de la presión. Otro efecto positivo son los bajos costes energéticos, ya que se consigue un secado a unas temperaturas muy bajas debido al vacío.

 

Las más diversas áreas de aplicación

Las cámaras de secado al vacío suelen aplicarse para el secado de productos sensibles al calor, semiconductores y componentes electrónicos, como conectores, interruptores y relés, después de la limpieza. Además, las cámaras se utilizan en la preparación de materiales como, p. ej., plásticos y resinas. También son adecuadas para determinados ensayos aeroespaciales, el secado rápido y suave de polvo, harinas, granulados o el secado de materiales con una baja conductividad térmica. El ámbito de aplicación se extiende hasta el secado de tejidos en la patología y la investigación oncológica, el secado de materiales de fácil descomposición, como pigmentos, proteínas o vitaminas, llegando hasta el secado de granos, como por ejemplo, en la harina de maíz, para eliminar la parte de humedad.
"En el secado de componentes electrónicos, que ahora mismo se están secando a bajas temperaturas, o en el caso de placas de circuitos impresos, que están formadas por varias piezas, el proceso de secado no sería posible, o sería insuficiente si no se contase con una cámara de secado al vacío", declara Achim Schwörer, responsable de Ventas de BINDER en Baden-Württemberg.
Las cámaras de secado al vacío también se utilizan en el secado de piezas pequeñas. "Un cliente utiliza una cámara de secado al vacío de la serie VD de BINDER, por ejemplo, para secar tubos elevadores de sprays para la nariz", añade Achim Schwörer, "estos tubitos de plástico, extremadamente finos, se limpian y, a continuación, deben secarse de nuevo. Con una cámara de secado con convección no se puede eliminar por completo la humedad de estos tubitos". La misma técnica se aplica en la tecnología médica. Los implantes más pequeños, así como los tornillos, se limpian con este procedimiento en cestitas especiales y, a continuación, se secan en una cámara de secado al vacío. La industria óptica se aprovecha de esta tecnología y seca las lentes sensibles al calor con temperaturas muy bajas en las cámaras, para evitar que queden manchas de agua indeseadas en la superficie. "Al vacío consiguen los mejores resultados de secado, ya que, al secar las piezas pequeñas en una cámara de convección, estas no se secarían del todo o requerirían demasiado tiempo", afirma Achim Schwörer.

 

Más información acerca de las cámaras de secado al vacío para disolventes inflamables y no inflamables >