Cámara de vacío

Secado cuidadoso en la cámara de vacío

 

La cámara de vacío BINDER permite un secado efectivo y cuidadoso, que no daña los materiales a secar. Es apta para secar al vacío materiales que se dañan o se alteran tan pronto se someten a temperaturas elevadas. Además, el secado al vacío minimiza el riesgo de incrustaciones o la formación de restos de óxido. Ofrecemos dos versiones de las cámaras de vacío para secado, que se reflejan en las denominaciones VD y VDL, donde VD significa secado de materiales que no contienen disolventes inflamables. VDL se refiere al secado de materiales que contienen disolventes inflamables. Por lo tanto, no existe limitación de la cantidad de disolvente.

 

 

Modo de funcionamiento de la cámara de vacío

 

Multitud de muestras son muy delicadas y tienden a dañarse durante el proceso de secado. El proceso de secado en la cámara de vacío minimiza este riesgo. El objetivo de este procedimiento es secar cuidadosamente un producto valioso al que se ha añadido agua o disolvente sin tener que modificar las propiedades del producto. Durante el secado en vacío, se reduce la presión en la cámara de secado de forma que el agua o el disolvente se evaporan incluso a bajas temperaturas. Así también se favorece la capilaridad. Mediante un suministro dirigido del calor y el control de la presión, se optimiza el proceso de secado. El proceso se aplica en particular a productos sensibles al calor, como alimentos y algunos productos químicos.

En muchos equipos de secado al vacío se calientan directamente las bandejas a través de los contactos eléctricos interiores. En ocasiones, esto puede provocar una suciedad difícil de limpiar y, con el paso del tiempo, pueden corroerse y quedar inservibles. La cámara de vacío BINDER, por el contrario, cuenta con una tecnología patentada basada en un portabandejas con bloqueo termoconductor. El calor se transmite de manera uniforme por toda la pared exterior a la bandeja con bloqueo que está perfectamente encajada, garantizando así la mejor distribución de calor posible.

 

 

Ámbitos de aplicación de la cámara de vacío

 

El secado en una cámara de vacío se recomienda en el caso concreto de sustancias que contienen disolventes inflamables. Al secarse en condiciones ambientales, estos materiales a menudo desarrollan atmósferas explosivas que se evitan mediante el secado al vacío. Las cámaras de vacío de BINDER están indicadas tanto para la industria electrónica y de semiconductores, como para las ciencias de la vida y la industria del plástico. Las cámaras de vacío están disponibles con volúmenes de 23 a 115 litros. Los modelos de la serie VDL cuentan con un equipamiento especial de seguridad concebido para el secado de materiales que contienen disolventes inflamables.

 

 

Vista general de todas las cámaras de secado al vacío >