Cámara de clima variable

Simulación ambiental óptima en la cámara de clima variable

 

Las cámaras climáticas suelen utilizarse muy a menudo en el ámbito de pruebas de estrés y pruebas de estabilidad. Algunas muestras o pruebas de productos requieren que se compruebe el efecto que tendrían distintas condiciones climáticas sobre ellas. Para conseguirlo, deben variarse de forma controlada y constante las condiciones en el interior de la cámara y poner a prueba el objeto de ensayo. Para estas pruebas hemos desarrollado nuestra cámara de clima variable BINDER, que es capaz de simular diferentes condiciones climáticas y situaciones extremas en el transcurso de un breve espacio de tiempo. Desde el calor más fuerte hasta el frío más intenso. Los resultados obtenidos de las pruebas proporcionan una información concreta sobre la resistencia del objeto de ensayo.

 

 

Simulación ambiental en la cámara de clima variable

 

Nuestras cámaras de clima variable tienen en cuenta las normas MIL, IEC y EN y son ideales para generar perfiles climáticos muy exigentes. Además, hemos integrado la regulación de humedad y la tecnología de cámara de calor APT.lineTM, que se distingue por su rápido tiempo de respuesta y por el sensor de humedad de gran precisión. La temperatura se genera mediante una tecnología de calor y frío de gran potencia, en la que, naturalmente, la cámara de precalentamiento es la encargada de conseguir las condiciones de prueba uniformes dentro de la cámara. La tecnología que aplicamos permite garantizar unas temperaturas dentro del margen de entre -40 y 180 °C en un tiempo reducido. Adicionalmente a los datos técnicos, la cámara de clima variable cuenta con un controlador con espacio de memoria para 25 programas con hasta 100 secciones cada uno.

 

 

Manejo cómodo de la cámara de clima variable

 

Las cámaras de simulación medioambiental de nuestra marca están disponibles en un total de cuatro series, con las denominaciones MK, MKF, MKT y MKFT. La cámara de clima variable BINDER de la serie MK  cuenta con una capacidad de entre 53 y 720 litros y está especialmente diseñada para el uso en pruebas cíclicas de temperatura. Si se realizan principalmente pruebas climáticas exigentes con cambios constantes, recomendamos la cámara de clima variable de la serie MKF . Este modelo cuenta con un rango de temperatura de entre -40 y 180 °C y permite regular la humedad del aire. Si debe probarse el comportamiento del material a temperaturas frías, las cámaras de clima variable ideales son la MKFT y MKT , que cubren un rango de temperatura de entre -70 y 180 °C. Estamos encantados de asesorar detalladamente a los laboratorios y a todos aquellos interesados sobre las posibilidades que ofrece la cámara de clima variable BINDER en su uso diario. Especialmente en el sector de la industria automovilística y del metal, así como en la industria espacial, la cámara de simulación medioambiental de fácil manejo simplifica el camino hacia la realización de nuevos procesos de prueba.

 

 

Vista general de todas las cámaras de clima variable >